Un incendio evidencia la falta de cuidado del Manolito Gafotas

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

El parque Manolito Gafotas, situado en el PAU de Carabanchel, volvió a ser noticia la semana pasada tras largo tiempo de silencio. En esta ocasión las llamas de un incendio cuya propagación fue favorecida por dos años sin desbrozar, pusieron el foco en el mal estado de cuidado y conservación que arrastra esta zona verde desde su creación hace más de 14 años.

Continuar leyendo “Un incendio evidencia la falta de cuidado del Manolito Gafotas”

San Isidro será uno de los destinos del Fondo de Reequilibrio Territorial

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

San Isidro, en Carabanchel, será uno de los barrios que se beneficiarán del Fondo de Reequilibrio Territorial del Ayuntamiento que supondrá una inversión de 30 millones de euros en las zonas más desfavorecidas en 2016. “Va a ser uno de los destinos principales de este fondo, que reforzará políticas ya existentes, como el programa de absentismo escolar”, comentó la concejala de Latina y Carabanchel, Esther Gómez, la semana pasada. Según fuentes municipales, las iniciativas están aún en su etapa de concreción que esperan esté finalizada en las próximas semanas.

En lo que atañe a Carabanchel, la Junta de distrito ha remitido ya sus propuestas al Área de Coordinación Territorial para su consideración y viabilidad económica, no sólo de San Isidro sino también de Pan Bendito, otro de los ámbitos con necesidades. Una vez obtengan la respuesta del citado departamento, se abrirá un proceso de concertación con las entidades vecinales para conocer su opinión al respecto.

REACCIONES CIUDADANAS Nicolás Sánchez, presidente de la Asociación de Vecinos PraderaTercio Terol, valora de forma positiva la inclusión de San Isidro en este programa a falta de ver cuáles son las actuaciones y el presupuesto. “Somos favorables a todo aquello que sirva para equilibrar los distritos. La seguridad y la mejora del entorno siempre está en nuestra agenda”, comenta.

El Alto de San Isidro es otra de las partes importantes de este barrio carabanchelero. Para Carmen González, presidenta de su asociación ciudadana, “es una zona olvidada por las administraciones, ya que en 25 años ha habido pocos cambios”. “No sólo hablamos de problemas de seguridad, que los hay como en todos los sitios. También de falta de cuidado de los espacios públicos”, explica. González critica la conversión de un solar de la calle de Caronte en una escombrera, la ausencia de luz en las canchas de la misma vía y el mal estado del bulevar debido al levantamiento del adoquinado. “Esperamos que estos problemas puedan tener solución”, concluye.

El colegio Gonzalo Fernández de Córdoba se muda a Carabanchel

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Los padres de los 450 alumnos y los 30 profesores del colegio pú- blico Gonzalo Fernández de Córdoba (calle de Adanero- barrio de Campamento- distrito de Latina) se han encontrado a la vuelta de vacaciones con una sorpresa inesperada. La gotera en la cubierta del edificio que llevan meses denunciando ha derivado en un grave problema estructural que, a juicio de los técnicos municipales, podría provocar el derrumbe del tejado del centro. Esta circunstancia ha aconsejado el desalojo del colegio mientras se produce la reparación y el traslado de la comunidad educativa al antiguo instituto Antonio Machado, situado en la calle de Alfonso Fernández, en Carabanchel Alto, sin uso desde 2013 tras su fusión con el IES Francisco de Ayala por necesidades de escolarización.

Con el objetivo de “causar las menores molestias posibles a las familias”, explican desde la Consejería de Educación, Juventud y Deporte, se han fletado nueve autobuses de transporte escolar gratuito para todos los alumnos afectados que lo soliciten para cubrir el trayecto de 20 minutos que separa ambos centros escolares. “Estamos todavía un poco en estado de ‘shock’, porque hemos pasado de una gotera que teníamos desde hace bastante tiempo a un riesgo de derrumbe inmiEstado actual del colegio del barrio de Campamento nente”, explica Elena Caballero, vocal del AMPA del Gonzalo Fernández de Córdoba. “Algunos padres no se han enterado hasta el día 5 de enero de la noticia de que no había clase el 8 y que el 11 sus hijos tenían que ir al colegio en autocar. Además, se ha cambiado el horario lectivo para terminar a las 14:30 horas y a las 16:30 para los de comedor”, agrega. Caballero reconoce que el primer día ha sido un poco caos y que el último autobús ha salido con retraso, pero espera que se vaya regularizando la situación. “Hemos conseguido mantener el servicio de madrugadores para las familias que dejan a sus hijos en el colegio a las 8, porque nos han dejado el gimnasio, pero quedan pendientes las actividades extraescolares”, dijo. En el aire también está el trabajo de las cinco personas del comedor del colegio que en la ubicación provisional se realizará a través de ‘catering’.

Según fuentes regionales, está previsto que las obras de reparación de la cubierta comiencen en breve y finalicen a lo largo de los próximos meses para reanudar su actividad lectiva. “Nos dijeron que había un plazo de 10 días para que empezaran. Si tienen que cambiar todo el tejado supongo que estaremos fuera todo lo que queda de curso”, concluye la portavoz del AMPA.

El conflicto vecinal por la cripta de Opañel, en vías de solución

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Las controversias entre el Arzobispado de Madrid y los vecinos de Opañel a causa del proyecto de la Parroquia de Santa Catalina Laboure de construir una infraestructura funenaria en este barrio carabanchelero parecen tener los días contados.

La concejala de Carabanchel, Esther Gómez, informó a la vecinos, la semana pasada en el Centro Cultural Oporto, de que las negociaciones de los últimos meses entre el Ayuntamiento de Madrid y la organización eclesiástica han dado sus primeros frutos y que ya tienen una propuesta. En primer lugar, ambas partes han hablado de realizar una reparcelación del terreno situado en la calle del Arroyo del Opañel 29, a cambio de suelo en otro emplazamiento de la ciudad, para que la parcela pública resultante tenga una fisonomía rectangular y pueda acoger algún tipo de equipamiento tal y como pretende el vecindario de la zona. Este proceso podría tener una duración de entre dos y tres meses.
Por otro lado, según fuentes municipales, el propio Arzobispado renunciará por escrito a su proyecto inicial de construir una cripta, si bien mantendrá su idea de hacer un aparcamiento y una sala parroquial. Por último, y una vez delimitado el terreno, se llevará a cabo en 2016 un proceso para que los residentes determinen el tipo de equipamiento a construir. Ya en el mes de abril, la Plataforma de Vecinos de Opañel organizó una consulta ciudadana en este sentido. Una piscina cubierta y una biblioteca fueron los proyectos con más apoyo.

uso como zona verde
“La parcela está calificada como zona verde, así que habría que modificar el planeamiento o sería necesario construir el equipamiento bajo tierra y encima crear un parque”, comentan a GENTE desde la Junta de distrito.
Los vecinos de Opañel llevan concentrándose a las puertas de la parroquia todos los domingos desde abril de 2014 para reivindicar el uso público de los terrenos.