Preocupación vecinal por la falta de soluciones al socavón de la Gavia

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

El terreno cedió de forma estrepitosa y sin provocar daños personales a comienzos de noviembre. Desde entonces, diferentes vallas y señales de obras guardan el enorme agujero que dificulta el tránsito de vehículos y de peatones entre las avenidas de Cerro Milano y de la Gavia, una de las arterias principales del nuevo barrio del Ensanche de Vallecas. Debido a este corte, los vecinos tienen que salvar este obstáculo desviándose por las calles de Alto de la Sartenilla y de Puentedey. Un problema que, según confirman a GENTE fuentes municipales, no tiene una solución a corto plazo. “Se han detectado diferentes problemas en el subsuelo que se están evaluando para determinar qué tipo de actuaciones se pueden acometer”, dicen, de forma escueta, desde la Junta de distrito. Los primeros estudios municipales arrojan que, al parecer, todo es consecuencia de las propias características del suelo, con gran presencia de yeso, que con el agua se disuelve creando cárcavas bajo tierra.

SOLUCIÓN COMPLEJA Más allá de los problemas de movilidad generados, a los vecinos les preocupa que este desprendimiento se pueda repetir en otras zonas. “Hemos vivido la construcción de las viviendas y sabemos lo que hay por ahí abajo y puede ser muy peligroso. Sobre todo cuando vamos viendo que van surgiendo hundimientos en zonas cercanas a ésta e incluso en otras más alejadas”, afirma Rosa Pérez, presidenta de la Asociación Vecinal PAU Ensanche de Vallecas. Como ejemplo, pone la construcción de un edificio situado al lado de la zona del suceso. “Tuvieron que meter pilotes de 70 metros y losa de hormigón por ese motivo. Pensamos que la solución será compleja”, abunda. “Al parecer están realizando un estudio geológico para ver el alcance y las posibles soluciones. En su día comunicamos a la Junta que el suelo del PAU está lleno de cuevas y que en concreto en esa zona era mucho peor”, concluye