Ocho distritos de la capital sufren okupaciones ilegales

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Ocho distritos de la capital (Centro, Hortaleza, Tetuán, Carabanchel, Usera, Villaverde, Puente y Villa de Vallecas) son los elegidos por las mafias de okupas para desarrollar una práctica ilegal que ha crecido de forma exponencial en los últimos años. La semana pasada vio la luz un documento de trabajo de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm) que dibuja con detalle un mapa de las okupaciones ilegales, barrio a barrio y calle a calle.

Apenas varios días después, el lunes 29 de febrero, la Delegación del Gobierno en Madrid y la Fiscalía dieron a conocer las primeras medidas que tienen previsto poner en marcha para poner freno a las usurpaciones ilegales en la capital. Ambas partes coincidieron en la necesidad de identificar los edificios okupados, promover la pronta denuncia por parte de los propietarios, impulsar juicios rápidos y pedir medidas cautelares para el desalojo. Según fuentes de la delegación, habrá más encuentros para seguir profundizando en el desarrollo de “estos cuatro importantes ejes”, con el objetivo de que los resultados obtenidos “cumplan con las espectativas y devuelvan la normalidad en la convivencia vecinal en todos los barrios”.

La Fravm valora de forma positiva esta iniciativa, que consideraun primer paso para resolver este problema. “Hay dos ideas que nos parecen interesantes como los juicios rápidos y las denuncias de los vecinos. Las otras necesitamos que nos las aclaren porque las vemos en el aire”, comenta a GENTE el presidente de este colectivo, Enrique Villalobos. “No podemos quitar un ‘infierno’ de un sitio para ponerlo en otro. Nos preocupa que el problema se pueda trasladar de un sitio a otro. Si hay familias que se ven en la calle, se irán a otro lado”, explica. El dirigente vecinal asegura que para evitarlo tiene que haber una mayor coordinación entre las administraciones para crear alternativas habitacionales. “Hay que apostar por los alquileres en función de la renta con seguimiento por parte de Servicios Sociales para evitar que se delinca. Las mafias no pueden ver en las okupaciones un negocio”, concluye.

INCIDENCIA ZONA SUR. Tres de los cuatros distritos del Sur sufren los efectos de esta actividad delictiva. La Fravm focaliza el problema en los barrios de Camino Alto de San Isidro y Comillas (Carabanchel). En el segundo hablan de sobornos a vecinos de 100 euros a cambio de conseguir la llave del portal. Los bloques del Ivima de la calle de Asunción (barrio de Almendrales) son el escenario de esta práctica en Usera.Allí, las mafias se apropian de las viviendas. Por último, en Villaverde, tres zonas son las afectadas: San Cristóbal de los Ángeles, la Quinta del Pilar en Villaverde Bajo y la UVA de Villaverde. “Especialmente grave es la situación de la colonia Plata y Castañar, frente a la piscina”, reza el documento de la Fravm.

VALLECAS. Los dos distritos vallecanos son los lugares elegidos por las mafias para realizar su actividad en la zona Este de la capital. La Fravm focaliza el problema en los barrios en Entrevías (calles de Cerro de la Alcazaba y Buendía) y San Diego, en Puente de Vallecas. En el primero, denuncia más de 40 okupaciones y graves problemas de convivencia, mientras que en el segundo advierte de que redes mafiosas “realquilan” ocupaciones y amenazan a sus inquilinos. Por su parte, calcula que en el Ensanche de Vallecas (Villa de Vallecas) hay entre 150 y 200 usurpaciones mafiosas en el triángulo de las calles de Antonio Gades, Gran Vía del Sureste y Eduardo Chillida.

HORTALEZA Y TETUÁN. El trabajo de la Fravm establece que se han generalizado las okupaciones en la UVA de Hortaleza. “Son generalmente grupos organizados que se avisan unos a otros cuando queda una vivienda vacía”, explican en el documento. Por su parte, en Tetuán advierten de esta práctica sobre todo en la zona llamada ”pequeño caribe” (en las calles Almansa,Topete y Tenerife). La generalización de esta actividad conlleva, en determinadas ocasiones, problemas de convivencia con el vecindario histórico

Pisos sociales para los desalojados del barrio de San Diego

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

El Ayuntamiento realojará provisionalmente en viviendas de la EMVS, amuebladas y dotadas de los servicios básicos, a las 10 familias del inmueble desalojado el pasado 6 de febrero al sufrir importantes daños estructurales. “No nos parecía de recibo que los vecinos vivieran en medio de postes de seguridad, aunque no creemos que haya riesgo de derrumbe”, comenta a GENTE el concejal vallecano, Francisco Pérez. Los afectados son un total de 73 personas, 19 de ellas menores, que tuvieron que abandonar de forma precipitada sus viviendas situadas en el número 144 de la Avenida de San Diego al derrumbarse el forjado del baño del primer piso, cuyos escombros cayeron en un local vacío sin causar víctimas. Los bomberos comprobaron que el edificio de tres alturas presentaba daños estructurales graves tras detectar zonas apuntaladas y bastantes grietas. El 8 de febrero autoridades municipales y residentes mantuvieron una reunión en la sede de la avenida de la Albufera para abordar la situación y al día siguiente los vecinos pudieron recoger parte de sus enseres tras realizarse una inspección exhaustiva de sus viviendas. En este punto, la Junta de Puente de Vallecas se ha comprometido a solicitar un informe para determinar “aquellas medidas legales que salvaguarden mejor los intereses el Ayuntamiento, en relación con la obligación conservación del edificio por parte de la propiedad”, dice Pérez.

REHABILITACIÓN Mientras, la Asociación de Vecinos Puente de Vallecas asegura que este suceso es una prueba más de que el barrio de San Diego necesita un plan urgente de rehabilitación. “No nos hace falta más ladrillo, sino inversiones para la rehabilitación y el desarrollo económico y cultural en uno de los barrios con más paro de la ciudad de Madrid”, argumentan.

Nuevas inversiones para la zona Este de la capital

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

La aprobación definitiva de los presupuestos municipales de 2016 a finales del pasado diciembre ha supuesto la llegada de importantes dotaciones económicas a la zona Este de la capital. Los nuevos proyectos que serán realidad este año que acaba de comenzar aparecen recogidos en los capítulos de inversiones territorializadas y de inversiones financieramente sostenibles. En Puente de Vallecas, las actuaciones más importantes serán la construcción de un centro cultural en la calle de Monte Urgull (1,8 millones), la reordenación de Torres Arias recibirá una importante inyección económica espacios de los centros de servicios Sociales San Diego (1,6) y Entrevías (1,3), y la rehabilitación para escuela de música del edificio de la calle Concordia (1,3 millones de euros). Por su parte, en Moratalaz se acometerá el acondicionamiento del parque forestal de Fuente Carrantona (1,5 millones), se remodelará de forma integral el parque Darwin (1,2) y comenzarán las obras de una escuela infantil en la calle Cañón Río Lobos (con 725.000 euros). La mejora del parque Arriaga dotada con más de 845.000 euros y del sistema de riego de la zonas verdes de la calle de Arturo Soria (639.000) son los dos proyectos más destacados en Ciudad Lineal.

La partida presupuestaria más importante en Villa de Vallecas (6,8 millones de euros) será para la compra de suelo en Santa Eugenia. Además, el parque de La Gavia recibirá 1,2 millones para mejorar su situación actual, y 1,5 para acometer la segunda fase del proyecto. Y se destinarán 2,7 millones más para la instalación de riego en el PAU de Vallecas. Por su parte en Vicálvaro, se construirá una nave para almacén municipal (1,3 millones), se iniciará la creación de un centro culSan Blas-Canillejas tendrá dos nuevas instalaciones deportivas públicas tural en Valderrivas (460.000 euros) y de mayores (100.000); y se instalará riego automático en el parque Valdebernardo Este (864.000 euros). Por último, en San Blas-Canillejas la reforma de la Quinta de Torres Arias se llevará 2,2 millones, la adecuación de la piscina de verano del polideportivo San Blas, 1,2 millones; y la construcción de las instalaciones deportivas Las Rosas y El Salvador, 5 00.000 y 575.000 euros, respectivamente.