Menos árboles, pero de mayor tamaño en La Elipa

dav

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

La tala de árboles llevada a cabo en el Pinar de La Elipa en los últimos días provocó la preocupación y el rechazo de los vecinos de este barrio de Ciudad Lineal. GENTE recogió en su último número las inquietudes de los residentes a través de la Asociación la Nueva Elipa que denunciaba falta de información y secretismo en la operación llevada a cabo por los jardineros de las empresas encargadas del mantenimiento de las zonas verdes en la capital.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad justifica la tala de especies llevada a cabo en las últimas semanas en el Pinar. Argumentan que los ejemplares estaban en mal estado

La falta de mantenimiento siempre ha sido uno de los problemas de este entorno natural, a juicio del vecindario. Por este motivo, han presentado en sucesivas ocasiones propuestas a los presupuestos participativos con una importante aceptación.

Una semana después, fuentes del Área de Medio Ambiente y Movilidad explica a este periódico los pormenores de la actuación en la zona forestal de La Elipa. “En el Pinar se ha realizado un aclareo, con retirada de árboles y podas. El objetivo es crear una mayor cobertura vegetal con un arbolado sano, de mayores dimensiones y con mayor estabilidad, de tal forma que pueda desarrollarse con plenitud”, señalan. “Aunque se eliminen ejemplares, con las labores de aclareo se dará más luz a los pinos y al suelo para que los que permanezcan tengan un desarrollo correcto de su copa”, añaden.

Explican que la zona estaba afectada por las tormentas de marzo

“Así se conseguirá incrementar la cobertura vegetal ya que, aunque existan menos ejemplares, serán de mayor tamaño. En cuanto pase un poco de tiempo los árboles se desarrollarán mejor con menos competencia, ensancharán la copa y mejorará la estabilidad de la masa que fue muy afectada por las tormentas de marzo”, argumentan desde el Consistorio.
Sin posibilidades

Además, detallan las acciones realizadas por los jardineros. “Han consistido en la eliminación de pies peligrosos, torcidos o inclinados, en mal estado fitosanitario y todos los que debido a la alta densidad no tenían posibilidades de desarrollo. También se han podado ramas secas, fundamentalmente las de árboles cercanos a los caminos”, subrayan. “No se han dejado claros, los que se puedan encontrar ya estaban de antes. En este tipo de actuaciones, nunca se deja superficie al descubierto en una masa forestal”, concluyen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *