San Cristóbal recoge firmas para denunciar su abandono

sancris

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Los problemas de ruido y ocupación de la vía pública provocados por un establecimiento de hostelería de la calle de Godella ha sido el detonante. Una representación de los vecinos de San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde) quisieron mostrar su hartazgo por el abandono institucional que, a su juicio, sufre su barrio y protestaron, carteles en mano (con lemas del tipo ‘No mas robos’, ‘Derecho al descanso’, ‘Reequilibrio territorial ya’, ‘No a las cundas’, ‘Más limpieza’), en el Pleno de septiembre de la Junta de Villaverde celebrado la semana pasada.

“No podemos seguir así, estamos en una situación de estrés, de enfermedad. No se puede dormir, no se puede descansar. Es una sensación de malestar, de abandono, no solo de ahora, de todas las instituciones publicas. Nadie quiere atajar este problema. Somos muchos los vecinos de San Cristóbal que decimos basta ya”, resumió la presidenta de la Asociación de Vecinos La Unidad de San Cristóbal, Prado de la Mata, en el receso que hizo el concejal de Villaverde, Guillermo Zapata, para atender sus peticiones. El edil, por su parte, se comprometió a mantener una reunión en los próximos días. “No tengo problema de que no reunamos y busquemos soluciones juntos”, aseguró.

A juicio de los residentes, la situación se ha desbordado ante la falta de respuestas en los últimos seis años. Este es el motivo que ha llevado a este colectivo y a vecinos a título individual, de modo paralelo, a poner en marcha una campaña de recogida de firmas de forma presencial para hacer evidente el descontento de la ciudadanía.

Más problemas Acusada falta de limpieza de jardines y espacios públicos, okupaciones de viviendas y venta de droga en pisos forman parte de la larga lista de problemas que los vecinos explican que sufren en el día a día y que deterioran la convivencia en su barrio.

“San Cristóbal es un barrio obrero, muy reivindicativo y que nunca ha cejado en su empeño por conseguir aquello que consideró justo y con el tiempo se ha conseguido”, incide uno de sus vecinos.”No nos han regalado nada y también es muy solidario. La prueba está en la diversidad de su población alcanzando cotas muy altas tanto autóctona como de diversas zonas del mundo. Es un barrio digno en el que convivir y no menos problemático que otros”, concluye.

Unanimidad sin resultados La Asociación La Unidad recuerda que muchas de sus solicitudes y peticiones fueron aprobadas en los Plenos del distrito por unanimidad, pero nunca llegaron a materializarse. Este es otro de los motivos que les lleva a pedir una actuación rápida y efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *