El ruido convierte el sueño en pesadilla en el barrio de Butarque

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

El continuo trasiego de camiones de gran tonelaje que cargan y descargan en horario diurno y nocturno en el cercano centro de logístico de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) se ha convertido en una auténtica pesadilla para las alrededor de 200 familias que viven en cinco portales de las calles de Berrocal y Barrio, situadas en Butarque.

Los vecinos denuncian las molestias causadas por la actividad en el centro de logísitica de Adif desde hace cuatro meses. Aseguran que, según mediciones de la Polícia Municipal, la estridencia supera el doble del límite permitido

Estos vecinos soportan a diario el ruido de esta actividad que, según mediciones de la Policía Municipal, supera el doble del límite permitido por la ordenanza. A comienzos de septiembre y con la colaboración de la asociación Avib, presentaron los primeros escritos y reclamaciones que, más de cuatro meses después, en poco han cambiado su día a día.

EXPEDIENTES Y MEDIDAS El Área de Desarrollo Urbano Sostenible tiene abierto un expediente administrativo de disciplina urbanística que sigue en tramitación. Además, Adif ha anunciado que, en un plazo aproximado de dos meses, tiene previsto poner en marcha medidas urgentes para evitar las operaciones de carga y descarga en las zonas más próximas a las viviendas. Buenas palabras “Todos son buenas palabras, pero el ruido sigue siendo bestial. Estamos desesperados. Llamamos todas las noches a la Policía Municipal y no entendemos cómo, por lo menos, si está comprobado que el ruido duplica lo permitido y mientras se resuelve el expediente municipal, no se suspende la actividad de forma cautelar por lo menos en horario nocturno”, dice Begoña de Andrés, una de las afectadas.

“Nos afecta principalmente la carga y descarga, pero también la entrada y salida de trailers de grandes dimensiones. Sabemos que está en trámite la concesión de licencia de actividad y pedimos al Ayuntamiento de Madrid que no la apruebe en estas condiciones, con este ruido a menos de 200 metros de unas viviendas que llevan 15 años construidas”, agrega. “Son ruidos estridentes. Se pasa del silencio a golpes metálicos que, sobre todo por la noche, te despiertan constantemente. Mi hija tiene problemas incluso para estudiar por las tardes”, se lamenta.

Mientras tanto, desde la asociación Avib no descartan llevar a cabo nuevas acciones reivindicativas para visibilizar el problema si en las pró- ximas fechas no se producen novedades que mejoren la situación actual. “No entendemos que, si la Policía Municipal hace mediciones y no están bien, no se precinta la actividad”, argumenta Antonio Abueitah, vicepresidente de este colectivo.

IMPORTANTES PROBLEMAS DE MOVILIDAD Adif cedió el pasado mes de agosto sus instalaciones a una empresa de transportes que realiza la carga de sus camiones en horario nocturno. Una actividad que, según los vecinos, está provocando problemas de movilidad en el barrio. “Es una locura permitir esta práctica en una zona residencial donde hay un número importante de niños e incluso una residencia de ancianos”, añade Begoña de Andrés.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *