Fin de contrato, una forma más de perder la vivienda

VIVIENDAS FIDERE2

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Desde que el fondo de inversión Blackstone adquiriera en julio de 2013 un total de 1.860 viviendas sociales, muchas de ellas con inquilinos dentro, construidas por la EMVS y repartidas por diferentes distritos de la capital, se han producido diferentes situaciones a la hora del vencimiento de los contratos de alquiler rubricados en su día con el organismo municipal.

En unos casos, las familias han optado por hacer frente a unas rentas más altas continuar en sus pisos; en otros simplemente han abandonado sus casas; y en los supuestos más dramáticos han tenido que ser desahuciadas al no poder pagar alquiler.

Esta semana se ha vivido un nuevo episodio en esta historia salpicada de denuncias y reivindicaciones de derechos. El pasado lunes 5 de septiembre la presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas de la EMVS, Arancha Mejías y su familia, recibieron un burofax donde la empresa Fidere, que gestiona el patrimonio del citado fondo de inversión, expresa su voluntad de no prorrogar el actual contrato de arrendamiento de su vivienda de protección pública de la promoción Carabanchel Ensanche 18, situada en la calle del Jacobeo, a pesar de no haber ni retrasos ni ninguna cuota pendiente ni problemas de convivencia. En esta ocasión, Fidere no les ha ofrecido la posibilidad de firmar un nuevo contrato a tres años como está haciendo en otras situaciones y les insta a proceder “el 6 de octubre de 2016 a poner a nuestra disposición el citado inmueble”, según reza en la comunicación remitida a estos vecinos.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha asegurado que el Ayuntamiento de Madrid se volcará en apoyar, incluso con acciones legales, a la afectada. “Vamos a ver cómo podemos hacer acciones legales para defender su derecho de estar en la vivienda”, ha expresado la primera edil. Carmena ha indicado que, además de entrevistas personales con los arrendadores, buscarán conseguir el apoyo de todos los grupos municipales. Por su parte, la Fravm demanda a la empresa Fidere que rectifique y renueve el contrato de alquiler de Arancha Mejías, al carecer de motivos objetivos para expulsar a su inquilina.

ARANCHA MEJÍAS: “ESPERO DECISIONES DEL AYUNTAMIENTO”

Arancha Mejías tiene claro que esta acción responde a la “defensa activa de sus derechos”. “Me siento acosada como si la mafia estuviera contra mí”, dice a GENTE. Por otro lado, explica que más que apoyo, que ya lo tiene de su entorno, “espero decisiones del Ayuntamiento ante esta injusticia, ya que el anterior Gobierno fue el que creó este problema”. “Higueras se comprometió a buscarnos una alternativa habitacional en la zona. Confío en que no nos deje en la cuneta”, sentencia.

MÁS DE TRES AÑOS DE CONTROVERSIAS

Una operación de 125,5 millones de euros

El Ayuntamiento de Madrid anunció el 24 de julio de 2013 la venta de 1.860 viviendas en alquiler y con derecho a compra pertenecientes a 18 promociones repartidas en los distritos de Centro, Carabanchel, Villa de Vallecas o Villaverde por un importe de 125,5 millones.

Denuncia en los tribunales

Los vecinos denunciaron la venta un año después en el juzgado de instrucción 38 de Madrid que archivó el caso al no detectar indicios de fraude, prevaricación y malversación. Los afectados recurrieron a la Audiencia Provincial, que también lo rechazó. El Ayuntamiento espera ahora reabrirlo gracias a un informe de la Cámara de Cuentas.

Primer tema de la Comisión de investigación

La venta de pisos de la EMVS fue el primer tema de debate de la comisión de investigación de la deuda, las contrataciones y las políticas públicas del Ayuntamiento. Tras las reuniones del 17 de junio y del 1 de julio, las conclusiones se conocerán el próximo 14 de septiembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *