Las torres de alta tensión desaparecen del paisaje de Zofío

tendidos_zofio

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Los tendidos eléctricos que sobrevolaban el barrio de Zofío (Usera) son ya historia. Con los cables ya soterrados, en la actualidad, solo quedan pendientes de retirar las bases de hormigón de las estructuras de las seis antiguas torres y allanar el terreno, además de desmantelar la subestación de la calle de Ricardo Beltrán y Rozpide, sin servicio desde hace meses. Iberdrola inició en febrero el esperado proceso de desmontaje de las torres de alta tensión de la lí- nea que discurre paralela a la carretera de Toledo, A-42, desde el barrio de Butarque (Villaverde) hasta Usera.

La previsión del Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento es que la actuación esté terminada de forma completa a mediados de mayo. A pesar de que los ciudadanos han tenido que aguardar más de cuatro años para ver su barrio libre de torres y cables, Francisco Rodríguez, presidente de la Asociación Barrio de Zofío, asegura que es “una sensación muy gratificante que hayan desaparecido del paisaje, algo muy importantedesde el punto de vista medioambiental”. “Estamos muy satisfechos de un logro que responde a la constancia de los vecinos en su petición de realización de estos trabajos”, agrega. Los entonces presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, y alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, suscribirieron el 14 de mayo de 2003 un convenio con representantes de Iberdrola para el desmontaje de la líneas de alta tensión y el blindaje de subestaciones del municipio madrileño. En virtud de este acuerdo, estas operaciones urbanísticas deberían haberse concluido en marzo de 2012. Durante este tiempo el movimiento ciudadano ha reclamado el final de las torres al considerar que la escasa distancia con las viviendas podría afectar de forma negativa a la salud de los vecinos. “En diferentes reuniones nos dijeron que, al parecer, el motivo de los retrasos tenía que ver con el incumplimiento de plazos a la hora de abonar las cantidades estipuladas por parte de las adminstraciones”, explica el portavoz.

CONTRA LA ESPECULACIÓN Rodríguez asegura que ahora habrá que decidir qué hacer con el terreno. “El siguiente paso será su recuperación para el uso de los vecinos y que se destine a cubrir necesidades para evitar que se especule”, advierte. Adelanta que ya han hecho una propuesta: crear una franja verde desde el colegio San Viator hasta la avenida de los Poblados que, además, pueda servir de pantalla contra el ruido de la A-42.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *