El conflicto vecinal por la cripta de Opañel, en vías de solución

Miguel Hernández (@miguelher73). Fuente: Semanario GENTE

Las controversias entre el Arzobispado de Madrid y los vecinos de Opañel a causa del proyecto de la Parroquia de Santa Catalina Laboure de construir una infraestructura funenaria en este barrio carabanchelero parecen tener los días contados.

La concejala de Carabanchel, Esther Gómez, informó a la vecinos, la semana pasada en el Centro Cultural Oporto, de que las negociaciones de los últimos meses entre el Ayuntamiento de Madrid y la organización eclesiástica han dado sus primeros frutos y que ya tienen una propuesta. En primer lugar, ambas partes han hablado de realizar una reparcelación del terreno situado en la calle del Arroyo del Opañel 29, a cambio de suelo en otro emplazamiento de la ciudad, para que la parcela pública resultante tenga una fisonomía rectangular y pueda acoger algún tipo de equipamiento tal y como pretende el vecindario de la zona. Este proceso podría tener una duración de entre dos y tres meses.
Por otro lado, según fuentes municipales, el propio Arzobispado renunciará por escrito a su proyecto inicial de construir una cripta, si bien mantendrá su idea de hacer un aparcamiento y una sala parroquial. Por último, y una vez delimitado el terreno, se llevará a cabo en 2016 un proceso para que los residentes determinen el tipo de equipamiento a construir. Ya en el mes de abril, la Plataforma de Vecinos de Opañel organizó una consulta ciudadana en este sentido. Una piscina cubierta y una biblioteca fueron los proyectos con más apoyo.

uso como zona verde
“La parcela está calificada como zona verde, así que habría que modificar el planeamiento o sería necesario construir el equipamiento bajo tierra y encima crear un parque”, comentan a GENTE desde la Junta de distrito.
Los vecinos de Opañel llevan concentrándose a las puertas de la parroquia todos los domingos desde abril de 2014 para reivindicar el uso público de los terrenos.